miércoles, 25 de mayo de 2011

Pautas de presentación (o cómo emparanoiar a una novata como yo)

He heredado de mi madre la capacidad de anticipar las desgracias. Sólo que yo tengo la misma capacidad anticipando problemas y riesgos. No tengo más que llegar a un sitio para echar una mirada alrededor y ver dónde están los peligros, las amenazas y los problemas potenciales. Soy de las que se sube al coche y antes de arrancar ya bloquea las puertas. De las que me dejan un niño y en lugar de jugar con él hago un rastreo visual para detectar enchufes, ventanas, cerillas y cables donde pueda estrangularse, electrocutarse, cortarse el cuello o auto-inmolarse.

Así que para mí internet es una maldición. Me sale una mancha en la piel y rápidamente tecleo en google “mancha en la piel” y ya sé que estoy desarrollando un cáncer y que me quedan menos de tres semanas de vida. Me voy a comprar un coche, tecleo en google la marca y el modelo y rápidamente averiguo todas las averías que va a tener y la cantidad de piezas defectuosas de fábrica que se van a romper y que me van a costar una fortuna y todas las veces que han fallado los frenos en ese modelo y todas las ancianitas que han muerto atropelladas por eso.

Ser yo es una agonía.

Cuando nos planteamos adoptar un segundo gato, puse en marcha todos mis mecanismos de rastreo para identificar los peligros reales, irreales, potenciales e imaginarios a los que podría exponer a mi gato residente con la entrada de un nuevo inquilino. Enfermedades. Comportamientos anormales. La casa inundada de pises. Arañazos. Peleas. Sangre. Ay dios.

Pero encontré la solución. Pautas de comportamiento. Metes las palabras pautas-de-comportamiento-gatos en google y te aparece una marea de recomendaciones para presentar a dos gatos y que no se partan la cara (perdón, el hocico) nada más verse. Me las empollé de memoria. Hasta las imprimí. Cuando llegó Casper a casa me comían los nervios. Me moría de miedo. Ya me imaginaba al gatito encerrado en el baño durante quince días mientras Ikatz tiraba la puerta abajo a patadas y luego el pequeño le sacaba un ojo al grande y nos asesinaba a Iban y a mí mientras dormíamos (ya os conté la obsesión de mi madre con este tema de los psicópatas con bigote).

¿Y qué pasó?

Nada. Nada de nada. Cuando se vieron no se oyó un bufido más alto que otro. A las dos horas ya estaban corriendo uno detrás del otro por toda la casa. A las diez horas ya estaban comiendo juntos en el mismo cuenco. A los dos días ya se andaban babeando uno al otro (yo te chupo una pata si tú me chupas unas oreja). Y hoy, tres días después, han aparecido durmiendo juntos.

Como dos angelitos.


14 comentarios:

  1. Nos encanta ver a Casper tan feliz :) Y por supuesto, con él a su hermanitos y sus nuevos papis. Decir que normalmente sí que hacen falta las pautas de presentación, los gatos no son animales de manada como los perros, pero al ser dos cachorrotes suele funcionar. Que se les ve estupendamente y que enhorabuena por el nuevo miembro, y a Casper por esa estupenda familia que ha adoptado ;)

    ResponderEliminar
  2. Ay, qué estampa!!! Aunque eso de 'como dos angelitos' ya veremos si lo retiras cuando empiecen a perseguirse por la casa tirando las macetas a su paso... (no te agobies, jejeje...)

    ResponderEliminar
  3. Es una suerte que se lleven tan bien desde el principio. Aunque tengo que decir que las pautas de presentación en gatos son muy necesarias, sobre todo cuando se trata de gatos adultos, me han devuelto gatos adoptados porque sus familias no hicieron las pautas y hubo peleas fuertes con los gatos de la casa.

    ResponderEliminar
  4. Oye que serio problema ,como puedes vivir asi,es extresante, extenuante y todo lo que termine en ante.Por lo que leo no habia motivo de alarma con los gatitos,claro que fue suerte ,porque despues de leer las aventuras de Tontin en otro blog .creo que tus temores esta vez eran fundados.Pero que imaginacion de sucesos catastroficos.Cariñotes a los dos gatotes.

    ResponderEliminar
  5. :-) bueno, antes de nada, que quede claro que estoy completamente a favor de las pautas de presentación, y que sé que son muy necesarias. Ya sabéis que todos mis post tienen ese puntito de broma...

    (Gema, no tiran las macetas...prefieren sacar toda la tierra y extendérmela por todo el suelo!!!)

    ResponderEliminar
  6. Te comprendo perfectamente: siempre me dicen que me tenían que haber llamado MariAngustias. Pero claro: aún no me conocían bien...
    Respecto a los michis, también coincidimos: cuando llegó Mordisquitos, la casa estaba preparada para una invasión alienígena. Se olieron 2 ó 3 veces, se bufaron un poquito, Mordisquitos declaró esta casa reino conquistado, las otras se achantaron, y hasta hoy. Con decirte que cuando me llevo a Mordisquitos sola al vete, las otras se quieren venir con nosotras...

    ResponderEliminar
  7. Buena la aclaracion,el sentido del humor no es comun y claro que uno tiende a tomar las cosas literalmente.Te felicito por la narrativa,no se a que te dedicas pero los eventos que narras toman el giro de historias de las que uno no se despega hasta el final.Muy bueno ,lastima que no tengas link para poderte añadir a blog seguidos.Abrazos gatunos a los dos compañeros de gatorradas.Ya configure el blog de Merlin aunque el protagonista ,no esta todavia,por lo que no he publicado nada,si te apetece pasa por ahi ,para que me des tu opinion .

    ResponderEliminar
  8. Fidel :-) claro que sí, me pasaré encantada (no sé muy bien qué link tengo que añadir para que puedas añadirme a blogs seguidos, pero lo haré encantada si me lo explicas).
    Ah, y no me gano la vida escribiendo, pero me gustaría mucho, mucho, mucho hacerlo :-D ¿quién sabe? a lo mejor podía publicar una novela sobre gatos ¿alguien tiene ideas?

    ResponderEliminar
  9. Animate que se da muy bien.En cuanto a los temas ,los gatos si los observas en su quehacer diario,son generadores natos de toda clase de episodios divertidos y otros no tanto,como sus travesuras, pero deliciosamente refrescantes.En cuanto al link,soy novato,pues para configurarlo estuve como un mes.Si pinchas en seguidores en el blog automaticamente tengo un diario acontecer de tus entradas cuando se produzcan.Creo que habia un problema segun me dijeron dos de los blogueros que no se podia visualizar los seguidores ,no se si persiste.Sigue con las narraciones de los dos gatorristas .Rooooonroneos para ellos.

    ResponderEliminar
  10. Fidel, creo que ya sé de qué me hablas, ¿es lo de "seguidores"? pues ya está añadido .-D
    un beso

    ResponderEliminar
  11. Presentar a dos gatos suele ser un show, pero hay algunos que son unos buenazos y ni pautas de presentación ni nada, se ven y tan amigos. No hay que tener miedo. Incluso aunque se bufen un poco con el tiempo tiene todo arreglo.

    Genial Ikatz.

    ResponderEliminar
  12. Que pasada! ojalá un día pueda contar yo algo así! que buen trabajo!

    ResponderEliminar
  13. Acabo de hablar con mi mujer. Formalmente te hago responsable de lo que va a pasar: que nos adopte el segundo gato.

    Y ahora en serio, gracias, estoy a punto de leerme el blog entero y me encanta. Lo malo (o bueno) es que vamos a terminar como el ángel de los gatos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En serio? qué bien! No te vas a arrepentir. Adoptar a Casper ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en la vida!

      Eliminar