miércoles, 13 de julio de 2011

Apocalypse Now

La escena suele empezar siempre de la misma forma:

Los cinco kilazos de Ikatz están desparramados en algún lugar calentito de la casa (el sofá, la cuevita de peluche, encima del rascador, encima del equipo de música) mientras él reflexiona sobre el sentido de la vida y la filosofía existencial con los ojos cerrados y los bigotes relajados (parece que duerme,  pero es sólo para despistar…). Se respira la paz, la calma, la tranquilidad. 
Si los gatos tienen karma, Ikatz ES el karma de los gatos.
El Gandhi de los gatos gordos y felices.

Y de repente…

De repente los dos kilitos de gato macarra que es Casper le caen al pobre Ikatz encima desde el ángulo más imposible. Desde encima de la mesa. Desde encima del armario. Desde atrás. Desde debajo de la alfombra. Uno de estos días del susto Ikatz se quedará pegado al techo. Y a ver cómo lo bajamos de ahí….

Y empieza la juerga. Uno le muerde la oreja al otro mientras el otro le patea la cabeza al uno que encima maúlla como si le estuvieran persiguiendo dos pitbull rabiosos. Los primeros días me quedaba mirándoles aterrada y no sabía si llamar a Esperanza Felina o llamar a los GEOS.

Al final se lo consulté al veterinario que me dijo muy diplomáticamente que les deje en paz y que no me meta donde no me llaman. 

Y eso es lo que hago. 

Me acurruco en una esquina del sofá como un bicho-bola y me quedo mirándoles rezando para que no les oiga ningún vecino amante de los gatos y me denuncie por maltrato animal. (Oído desde fuera puede parecer que los estoy despellejando para cenármelos con unos pimientitos o algo peor…)

¿Creéis que exagero?

Mirad…



9 comentarios:

  1. Pues son bastante pacíficos para ser gatos. Yo he visto verdaderas peleas a muerte entre los míos. El peor parado es siempre Darwin, que empieza a maullarnos cuando Edgar lo tiene agarrado por el cuello para que vayamos a ayudarlo... Por cierto, la canción le pegaba mucho.

    ResponderEliminar
  2. Es que estaban disimulando para el video...

    ResponderEliminar
  3. jajajaja pressing catch!! bueno,es de suponer que lo hacen en plan hermanos sin maldad no? a mi me daría miedo que se hicieran daño :(

    ResponderEliminar
  4. yo tengo otra gatita que estaría encantada de enredarse entre los tuyos, morderles, dar txiribueltas, llenarles de babas para despues llamar aitaaitaaita! para que acuda a su auxilio!
    ya sabes que todos somos animales, aunque algunos intenten taparlo con mas o menos suerte.

    ResponderEliminar
  5. Rafa, pues ya estás tardando en traerla a casa para que se conozcan los tres... :-D Eso sí, los cachorritos que entran en casa nunca quieren irse, así que tú verás...

    ResponderEliminar
  6. No te preocupes, esto es normal, yo antes me metia por medio hasta que me di cuenta que molestaba, y desde entonces procuro no meterme, los mios son todavia mas brutos ellos sacan las uñas y hay que estar cortandoselas cada dos por tres, porque si no se arañan toda la cara y las narices.
    Por cierto muy bueno el video!!!
    Besos
    Marga

    ResponderEliminar
  7. Tendrías que ver a Estrellita (1kg) persiguiendo a Apolo (6kg) por toda la casa... aunque lo que realmente me da miedo es la imagen de Minerva totalmente erizada cual gata salvaje acorralando a Misifú debajo de la cama. Ahí no es que no intervenga, es que directamente me escondo.

    ResponderEliminar
  8. Se ven magnificos excelente video,no te preocupes mucho ,es su modo de liberar tension,puedes salir lastimada si no tienes cuidado.Saludos a los gladiadores de su colega chiquito Merlin.

    ResponderEliminar