lunes, 29 de agosto de 2011

La nanny de los gatos.

Aunque la primera experiencia de dejar solos a los michurrinos en casa salió bastante bien, la verdad es que no me gusta nada irme de casa y dejarlos allí. No paro de pensar si estarán bien, si les faltará algo, si se habrán puesto malitos, si necesitarán alguna cosa que no pueden conseguir...que no me quedo tranquila, vamos...

¿Cómo hago para no tener que sacar de casa a los michurrinos y a la vez estar tranquila sabiendo que van a estar bien? La respuesta a mis plegarias llegó de la mano de Gatos y Gatunos: la cámara FI8908W. La compramos por internet en Foscam y nos la enviaron a casa al día siguiente. Esta es nuestra nueva nanny:


La página web trae un manual de instrucciones fantástico, basta con ir leyéndolo paso a paso para que la cámara se instale perfectamente bien. Se conecta a internet de forma inalámbrica a través de nuestro router y podemos acceder a ella (y moverla) desde cualquier ordenador o teléfono móvil (tenemos dos Android y el programa es gratuito, desde la Blackberry en cambio hay que pagar por él)

Nos hemos ido una semana y todos los días le echábamos un par de miradas a la cámara desde los móviles. ¿Cómo están los peques? Y veíamos imágenes como estas...


La cámara tiene la posibilidad de activarse únicamente cuando nota movimiento y grabar lo que está detectando. A nosotros no nos interesaba esa opción porque pusimos la cámara en el salón donde los peques pasan casi todo el tiempo y por lo tanto iba a haber demasiadas horas de grabación inútil, pero sí que tomamos varias capturas de lo que la cámara veía en cada momento. Fácil de usar y una tranquilidad que no se paga con dinero. Os lo recomiendo y le envío un besazo enorme a Gatos y Gatunos por el regalo que nos ha hecho descubriéndonos esta maravilla.

5 comentarios:

  1. Esta camara esta genial para tranquilidad a control remoto,solo le falta poder hablarles en remoto para que oigan la voz de mami.Muy buena adquisicion.

    ResponderEliminar
  2. Jolín... me parece una idea geniaaaaal!!!
    Yo tuve que dejar al Umpa 3 días y dos noches solo (la única vez que ha sido así) y aunque sé que puede sobrevivir perfectamente, me imaginba las peores escenas posibles (y más teniendo en cuenta las ideas que se le ocurren al Umpa). Me imaginaba que cunado llegase la casa se habría quemado (y con ella el Umpa), o que habría muerto ahogado entre unos cables...

    Para un futuro (muy futuro, de momento) me parece una opción fantástica!!

    ResponderEliminar
  3. jeje, A qué mola???

    Es un vicio mirarles todo el día, estés donde estés.

    ResponderEliminar
  4. cómo me gusta este invento, creo que se lo voy a pedir a los reyes...

    ResponderEliminar
  5. Acabamos de volver de Lisboa, y al leer tu entrada hemos dicho: esto es lo que necesitamos. Así que si todo va bien, mañana nos llega la cámara. ¡Muchas gracias por la recomendación!.

    ResponderEliminar