martes, 24 de enero de 2012

Larrata

Larrata llegó en el equipaje de Casper cuando nos lo trajo a casa Bea desde Esperanza Felina. Venía dentro de su transportín junto con una mantita azul, un gatito marioneta y un plumero de colores.

Larrata es una rata de peluche blanca con un cascabel en la cola, con orejitas rosas y una pequeña nariz de color rojo. Vive dentro de la cama-cueva, la que compramos para Casper cuando era cachorrito y que ahora utilizan Ikatz y él para echarse unas siestas de campeonato.

Larrata es el único peluche de nuestros gatos que tiene nombre propio porque en nuestra casa es una institución. Casper está obsesionado con ella. Todas las noches la saca de la cama-cueva, la lleva al sofá donde estamos nosotros, nos la pone encima y la chupetea durante horas. Ronronea, cierra los ojos, abre las zarpas. Entra en trance.

Con tanto chupeteo Larrata está asquerosa perdida, llena de calvas, con más ADN de Casper que el propio Casper. Da pena verla. Pero cuando Larrata no está dentro de la cama-cueva en nuestra casa se desata una tormenta:

-        - Ostras, ¡Larrata no está en la cueva!
-         - ¿Y en el sofá?
-        -  Tampoco
-          - Ahhhh!!! ¿Has mirado debajo de los cojines? ¿Debajo del sofá? ¿En la cuevita del rascador? ¡Tenemos que encontrarla!

Emergencia total. Normalmente Larrata aparece escondida debajo de un cojín y la sangre no llega al río  (supongo que la pobre rata necesita de vez en cuando un respiro del amor obsesivo de Casper). Pero nos preguntamos a menudo qué pasará el día que Larrata desaparezca de verdad o se desintegre con tanto chupeteo. A ver cómo le quitamos el trauma a Casper.

¿Alguno de vuestros gatos está así de obsesionado con algo?





lunes, 23 de enero de 2012

I Concurso de Relatos "Besos de Gato"

Ya está en marcha la I Edición del Concurso de Relatos "Besos de Gato"



¿Te gusta escribir?
¿Quieres colaborar con Esperanza Felina?
¿Quieres llevarte a casa la trilogía Millenium para leérsela a tus gatos?


Desde Bailando con Gatos ponemos en marcha la Primera Edición del Concurso de Relatos BESOS DE GATO. Participa con tu relato, colabora con Esperanza Felina y gana un lote con los tres libros de la trilogía Millenium!

¿Quieres participar?

  1. Escribe un relato. No tiene que ser un relato sobre gatos, pero sí tiene que haber algo en él que esté relacionado con ellos. Sé original y sorpréndenos!. Tu relato ha de tener una extensión máxima de 3 folios escrito con letra Aria tamaño 12.
  2. Realiza un donativo de 3 euros en la cuenta de Esperanza Felina indicando en el concepto: "Besos de Gato. Título de tu relato".
  3. Envíanos el relato y el resguardo de tu donación a la cuenta de correo electrónico kalekatuak@gmail.com
  4. De entre todos los relatos, el ganador se llevará los tres libros de la trilogía Millenium y su relato será publicado en este blog. La trilogía es una donación mía, así que los libros son de segunda mano, pero están muy bien cuidados (como ya sabréis las que habéis comprado alguno de mis libros en la venta solidaria
La fecha límite de recepción de relatos será el 14 de febrero.


Cuenta para realizar el ingreso:
Banco: CAJA DE NAVARRA (CAN)
Titular: ASOCIACIÓN ESPERANZA FELINA

Concepto: Besos de Gato: Título del relato
Nº Cuenta: 2054 0491 92 9158689482
Código IBAN: ES84 2054 0491 9291 5868 9482
Código SWIFT/BIC: CANVES2P

domingo, 15 de enero de 2012

Ikatz&Casper: La Mosca

Otra entrega de los comics de Ikatz y Casper de la mano de Lorena. Espero que os guste :-)



jueves, 12 de enero de 2012

Querido troll

Querido troll:


Las personas que escribimos y alimentamos este blog adoramos a todos los animales. Pero no soportamos a los trolls. Así que si crees que este blog puede ser un buen sitio para ti, te equivocas. 


Todos tus comentarios ofensivos, maleducados y/o hirientes serán borrados sin piedad. Y sin respuesta. Si no te gusta este blog, no entres. Y si te gusta, se educado y cariñoso conmigo y con los demás.

Y habla bien, coño, que no cuesta nada y quedas de puta madre.

Gracias





miércoles, 11 de enero de 2012

Gorrino pasea perro




Si sois de los que seguís día a día nuestra historia ya sabréis que Sua está pasando unos días con nosotros en el piso de Sopelana mientras se recupera de la operación en la que le hemos quitado varios tumores. Normalmente en el piso con nosotros sólo viven Ikatz y Casper, mientras que Sua y Coco viven en el caserío de mi familia, en pleno monte. Así que cuando Sua y yo salimos a pasear, paseamos entre árboles, caminitos de grava y plastas de vaca. Naturaleza pura.

Pasear con un perro por ciudad es una oportunidad estupenda para conocer a la gente con la que normalmente no hablarías. La gente que tiene perro se para para tocar a tu chucho, te hace preguntas sobre él y te cuenta la historia del suyo. La segunda vez que te cruzas con la misma persona y su perro, ya os saludáis como si os conocierais de toda la vida. Sua  y yo nos lo pasamos genial, ella dejándose mimar por todo el mundo y yo presumiendo de perra guapa. 

¿Idílico? Ehhh....bueno, no tanto.

El caso es que en todas las zonas verdes que estamos visitando estos días nos estamos encontrando con el mismo cuadro: montones de mierdas de perro en las aceras y en la hierba. Hay zonas de hierba en las que no puede pisar ni la perra sin tropezarse con una caca. Nos miramos, las dos ponemos la misma cara alucinada y seguramente pensamos lo mismo: ¡¡¡JODER, QUÉ ASCAZO!!!!

¿¿¿Tanto le costará a la gente meterse dos bolsas de plástico en el bolsillo y recoger las mierdas de sus chuchos??? Ahora empiezo a entender la prohibición de que los perros bajen a las playas, y las quejas de todos los vecinos que viven en urbanizaciones con jardín. 

Es que hay gente que no puede ser más gorrina, de verdad.

jueves, 5 de enero de 2012

Casper está preocupado.

Y nosotros también. Es la primera vez desde que estoy de baja que me alegro de poder estar en casa todo el día.


Y es que 36 horas después de la operación, Sua sigue sin dar señales de recuperación. Ayer pasó todo el día sin moverse, despertándose cuando nos veía entrar en la cocina y durmiendo el resto del tiempo. Llamamos al vete y nos dijo que era normal, que es viejita, que le costará un poco arrancar, que la dejemos tranquila. Así que la tapamos con una mantita y la dejamos en paz todo el día, con Casper yendo y viniendo de la cocina al salón para darnos el parte médico cada media hora.


Cuando llegó la hora de darle el antibiótico por la noche nos sentamos a su lado los tres, Iban, Casper y yo, y le fuimos dando bocaditos de comida húmeda para que tomara la pastilla y por lo menos se alimentara un poquito. Sabemos que esta noche se ha levantado porque había un pis precioso hoy a la mañana en medio de la cocina, pero sigue igual. En una horita nos la llevamos al vete para que le quite la vía y nos diga cómo está la enfermita.






Nuestra "enfermera de guardia" haciendo una de sus rondas. Al pobre vamos a tener que pagarle horas extras. Ayer, en pleno ejercicio de su actividad profesional, se lió con la bolsa de las medicinas de Sua y echó a correr por toda la casa con la bolsa enredada a él. Se pegó tal susto que se hizo pis encima, y luego se pasó un buen rato en una esquina, con los ojos como platos, mirando hacia todos los sitios buscando a la bolsa asesina. Ikatz flipaba y lo miraba por encima del hombro como pensando: "buah, es que no se puede ser más tonto..."

miércoles, 4 de enero de 2012

Shhh...hay una enferma en casa

Sua ha dejado sólo a Setter por unos días en el caserío y se ha trasladado a vivir con nosotros. 

Ayer estuvo todo el día ingresada en el veterinario. Le hicimos una analítica, le hicimos una placa y le quitamos dos tumores enormes con sus respectivas mamas. El tema se alargó bastante porque además de los tumores visibles había muchos dentro de ella, más pequeñitos, que no se apreciaban a simple vista y que también tuvimos que quitar.

Fuimos a buscarla por la noche, como dos ladrones, y nos la llevamos medio dormidita, en brazos, envuelta en un empapador y llena de heridas de color plateado. En el coche pegaba el morrete contra mi hombro y me miraba sin gemir ni hacer ningún ruido. Nuestra viejita es una campeona.

Cuando llegamos a casa la dejamos dentro de su caja forrada con una manta y encendimos una lucecita de la campana de la cocina para que no se sintiera sola si se despertaba de repente y no nos veía.

Aunque Sua está sorda y el ruido no le molesta en absoluto, desde ayer por la noche andamos por casa casi de puntillas, como si de repente viviéramos en un santuario. Hasta Ikatz y Casper están más silenciosos y no paran de mirarnos como preguntándonos quién es la nueva inquilina que duerme en la cocina. Casper se ha convertido en la enfermera de guardia y se acerca a olfatear a la enferma de vez en cuando. Luego nos mira y maúlla suavecito. Para mí que nos da el parte médico :-)

No os pongo fotos de Sua porque a las chicas no nos gusta que nos saquen fotos cuando estamos feas, pero a cambio os enseño una de las camisetas que el vete nos regaló ayer: "me gustan los perros de todos…pero quiero al mío".



EDITADO: Vale, os pongo un par de fotos que no sean muy aparatosas. No tienen muy buena calidad porque no quiero molestarla con la luz de la cámara, pero creo que será suficiente...