sábado, 28 de julio de 2012

Los nuevos miembros de la Manada del Caserío

Son Sugar y Arnaldo, los bebés de Michurrina y están aquí desde el 16 de junio. Asomaron el morrete a eso de las cuatro de la tarde, el primero Arnaldo y después Sugar, mientras yo me sorbía los mocos y  lloraba como una tonta mirándoles desde el borde de la caja que habíamos preparado para que su mami pudiera parir tranquila y cómoda. Nacieron despiertos y muertos de hambre, y se agarraron a la teta en un abrir y cerrar de ojos, llenos de vida.


Sugar (la vaquita) ha sido curiosa desde el primer día, se acerca, te huele, se sube en tus piernas y te mira como preguntándose qué clase de bicho raro serás tú.Parece increíble, pero también tiene una mancha negra en el morrete, muy parecida a la de Ikatz. Arnaldo (la panterita) es un explorador y no tiene tiempo para mimos ni para besitos, no le gusta que le cojan en brazos pero le encanta jugar con los dedos. Es igual que Casper cuando era pequeño: como no tiene dientes, ¡¡¡te muerde con las muelas!!!.


De momento viven los tres tranquilos separados del resto, pero en unos días se juntarán con el resto de la Manada del Caserío. Le habíamos prometido al tío Fernando que cuando nacieran podría llevarse uno a casa, pero lamentablemente...va a ser que no. :-)




viernes, 6 de julio de 2012

Ikatz&Casper: toca veterinario

Cuando toca veterinario, toca para todos. Y es muy divertido porque primero metemos a Casper en la jaulita (como siempre está encima de uno, es fácil cogerlo) mientras Ikatz le mira con cara de cachondeo y una ceja levantada "Vamos, no me digas que te da miedo ir al veterinario. Eres tan bebé...". Y luego metemos a Ikatz, que inmediatamente se pone frenético (sabe que jaulita es igual a veterinario), empieza a dar vueltas dentro de la jaula como un loco y finalmente...SE METE DEBAJO DE CASPER! Lo juro, estás en la sala de espera del veterinario, miras dentro de la jaulita y lo que ves es a Casper encima y a Ikatz (que es el doble de grande) intentando pasar desapercibido debajo de él.


Lorena ha cogido la historia y os la cuenta a su manera :-) disfrutad de los dibujos.



martes, 3 de julio de 2012

De siestas y tranquilidad

Una hamaca entre los árboles. Un día de sol brillante. Una siestecita a la sombra. El píopío de los pájaros. Tranquilidad. Mucha Tranquilidad...


Es el paraíso. ¿se puede mejorar?




Pues sí, claramente SE PUEDE MEJORAR! Después de todo ¿qué es una siesta sin buena compañía?