jueves, 11 de abril de 2013

Año II D.C

Año dos después de Casper.

Me acordaba de la canción: "sentir que es un soplo la vida, que veinte años no es nada"...cuando esta tarde he caído por casualidad en la ficha que Casper tenía en Esperanza Felina cuando lo adoptamos. Y el caso es que ya hace dos años que Casper vive con nosotros. Veinte años no sé, pero desde luego dos años no son nada.

Parece que fue ayer cuando lo conocimos: hablador, mimoso, todo orejas y sin embargo se me había olvidado lo pequeñito que era y cuando he vuelto a ver las fotos se me caía la baba. Porque la verdad es que parece que fue ayer, pero a la vez parece que Casper siempre ha estado aquí. 

Qué aburrida tenía que ser la vida A.C (antes de Casper).

Ya no sabría ver la tele sin tenerlo pegado a mí, debajo de la mantita cuando me tumbo en el sofá, ni podría dormir sin sentirlo entrar despacito por debajo del nórdico cuando cree que estoy dormida y no le voy a echar. Las cenas no serían iguales si no empezaran con un concierto de maullidos atronadores para pedir su latita-con-caldito-caliente antes de que pongamos la mesa para los humanos. La vuelta a casa no tendría sentido sin él y sin Ikatz plantados delante de la puerta esperando nuestra llegada. No podría trabajar con el portátil sin  tenerlo delante de mí, arrastrándome la cola por la nariz cada cinco minutos. Creo que ya no sabría maquillarme sin tenerle a mi lado mirándome a través del espejo y sin parar de maullar. 

A veces pienso que ya no tengo nada que escribir sobre Casper porque hemos caído en la rutina. Y ahora me pregunto si no será que no se me ocurre nada que escribir porque ya no es una novedad en mi vida, porque ha pasado de ser nuestro gato a ser un trocito más de nosotros. Una parte sin la que ya no sabríamos vivir.






12 comentarios:

  1. ¡Es que Casper es guapísimo! A mí me pasa lo contrario, se me pongo a hablar de Ferny no acabo. Cada día hace algo, es que es todo un personaje :)

    ResponderEliminar
  2. No me extraña que lo adoptárais... ¡¡era monísimo!! Bueno, y ahora también, por supuesto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era graciosísimo...y lo sigue siendo. Mi padre le llamaba "el orejas" y me decía que era un gato de lo más feo y yo cuanto más lo miro, más guapo y más majo lo veo, oye...

      Eliminar
  3. Felicidades por ese año II d. C. Y que sean muchos más.

    ¡Saludetes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si! Yo he calculado que, como poco, veinte añitos más no nos quita nadie ;-p Ojalá!

      Eliminar
  4. Esta grande, grande!!! Un beso desde Vitoria

    ResponderEliminar
  5. Qué grande está y qué guapo!!

    No te preocupes que tendrás muchas historias que contar de estos dos y mas cuando llegue el "cachorrito humano".

    Blanki.

    ResponderEliminar
  6. Casper un modelazo y que grande esta ,bueno es que últimamente no se los ve mucho en la blogosfera con esas fotos preciosas que podíamos verlos crecer y sentir y disfrutar sus travesuras. Gatisaludos de Merlina.

    ResponderEliminar
  7. Parece que fue ayer cuando despues de viajar hasta alli, visitar tu casa y hacerte un interrogatorrio completito... me fui con la promesa de más noticias de Casper y de que pronto lo tendrías contigo... para volver llamarte al portero a los cinco minutos y subirtelo a casa. JAJAJA, recuerdo tu cara cuando lo viste. Enhorabuena por el nuevo cachorrillo pelón!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja, ya me acuerdo!!! Qué decepción, por favor, los dos super-emocionados esperando a Casper y tú que venías sola sin gato ni nada, venga a hacer preguntas...yo creo que si no nos lo llegas a traer, vamos Iban y yo a EF y lo secuestramos!!! jajajajaja

      Eliminar