viernes, 12 de abril de 2013

¿Y los gatos?

No fallan.

Ahora que voy a ser mamá hay dos preguntas que no fallan. 

La primera es:  
-¿No os casáis?

Siempre me da como corte cuando me hacen esa pregunta. Pero no corte por mí, que tengo la cara más dura que un adoquín, no. Es más bien como vergüenza ajena. Como cuando a alguien se le escapa un pedo delante de ti y lo pasas fatal por él. Por empatía. Pues igual. Que alguien se permita hacerme esa pregunta me provoca hacerle una pregunta que implique el mismo grado de intimidad:
- ¿No os casáis?
- No. ¿Ya te has puesto bragas limpias esta mañana para salir de casa?

La segunda es: 
- ¿Y los gatos?

Esta más que vergüenza, lo que me provoca es mala leche. ¿Y los gatos? Los gatos ¿qué?. ¿Qué pasa con los gatos?. Normalmente la pregunta va seguida de un silencio sepulcral. No te dicen lo que pasa con los gatos, prefieren que lo adivines. ¿Y los gatos? 

Los más osados van más allá. ¿No los vais a quitar?.

No entiendo lo que significa "quitar los gatos". Bueno, en realidad sí que lo entiendo. Pero quiero que la persona que me lo pregunta tenga las narices de decírmelo en mi cara. ¿Los tocas con una varita mágica y desaparecen? ¿Los envías al mundo feliz de los gatos-que-han-sido-quitados? ¿Los borras con una goma?. ¿Por qué no me dices directamente que crees que tengo que abandonarlos para que se mueran de hambre, de frío y de miedo lejos de nosotros y de todo lo que conocen? O mejor, ¿por qué no me planteas directamente que los mate? 

Y luego ya están los impertinentes, los que directamente te desafían:
- Podrían atacar al niño. Que los gatos son muy celosos.

Tiene gracia. Que no sabes ni cómo se llaman mis gatos, pero sabes que son muy celosos. Si es que no hay más que verlos. Dos bestias sedientas de sangre ansiosas por destrozarle el cuello a mi hijo a la primera oportunidad que se les presente. Como si les hubiera enviado el mismo diablo hace dos años justamente con ese fin, igualito que en las películas de terror. Si es que no se puede ser más idiota.

- Le van a llenar de pelos la cuna, que se los va a meter en la boca y por todos lados, ya verás. 

Otra. Que ya me ocuparé yo de que la cuna de mi hijo no tenga (demasiados) pelos. Eso sí, como toques al niño sin haberte lavado las manos antes, con lejía, y delante de mí, te las corto. Que a saber en qué sitio asqueroso habrás tenido metidas esas manos repugnantes tuyas...

Lo pienso pero no lo digo. Soy demasiado educada. Me muerdo la lengua, me callo y me limito a poner Cara de Ikatz. Una cara como esta:







13 comentarios:

  1. jajajaj me encaaanta la cara de Icatz!!!!
    Y yo hago lo miiiismoooo, no respondo, pero con la cara pago.
    Pues si, a palabras necias... pero qué necias, por favor!!!!! Santa paciencia.
    Ánimos

    ResponderEliminar
  2. Que buena noticia felicitaciones amiga ,seguro que si los haces sentir(a los gatos) al bebe en el vientre van a aprender a amarlo antes de que nazca,¿y los gatos?,que pregunta tan estúpida a estas alturas todavía queda gente con mentalidad de la Edad Media ,no jose.....En cuanto a la otra de ¿os vais a casar?, provoca responder !!!!!Y a ti que te importa !!de verdad que se cansa uno con tanta mediocridad seudomoralista .Gatifelicitaciones de Merlina.

    ResponderEliminar
  3. ¡Cuanta ignorancia!, lo de los gatos es una forma indirecta de decir lo que piensan: "Vas a tener un niño ¡dejate de gatos!".
    ¿A quien le importa los sentimientos?, ¿Que quieras mucho a tus gatos?, esto no lo ven........., vamos que tener gatos en casa es como tener un centro de mesa, un capricho. Ahora los quiero, ahora no los quiero......
    En fin, pobres ignorantes, ellos se lo pierden.
    Un beso
    Elena

    ResponderEliminar
  4. Me decía mi veterinario no hace mucho que una de las mejores cosas que le puede pasar a un niño es crecer con animales. No ya por el desarrollo emocional, etc, sino también porque enferman menos y tienen menos alergias (precisamente al no vivir en un ambiente "estéril" su sistema inmunológico se hace más resistente).

    Respecto a esta gentuza de la que hablas... no sé... a estas alturas no entiendo como alguien puede incitar a abandonar (para mí dejarlo en un refugio es abandonar) a sus animales. No entienden nada, son unos ignorantes.

    ResponderEliminar
  5. La gente desde luego tiene más cara que espalda.. Yo odio que se metan en mi vida...

    A mí me decían que era asqueroso dormir con mi gato (no sé cuántas veces he dicho que es un Umpa) y me daban ganas de responder (y a veces no me muerdo la lengua) de que probablemente mi Umpa sea más limpio que la persona que me hace la pregunta (aparte de más educado, más amable, más cariñoso, más simpático... en fin)

    Mi prima tuvo un hijo hace 3 meses. Tiene dos gatas. Una interesadísima en el niño (¿celosa? ¿rencorosa?) tuvieron que quitarla alguna vez... jeje porque se metía en la cuna con el niño y tenía el detalle de ponerse encima de la criatura pesando la gata más que el niño... jeje, pero vamos, la gata es el mejor sistema de vigilancia. No le quita el ojo de encima al crío.

    En fin, yo lo que más odio de esto es que intenten dar lecciones sobre gatos gente que no ha tenido gatos en su puñetera vida.

    La cara de Ikatz es lo mejor de lo mejor. Espero que todo el embarazo esté yendo genial ;)

    ResponderEliminar
  6. Una cara perfecta con dedicatoria felina para todos esos que siguen etiquetando las vidas ajenas sin saber.

    ¡Saludetes gatunos!

    ResponderEliminar
  7. Estaba leyendo tu entrada y me iba poniendo de mala leche pensando en lo harta que estoy de que la gente crea que si vas a tener un hijo lo primero es deshacerse del gato, pero luego llegué a la cara de ikatz y estuve como cinco minutos riendo sin poder parar. QUE GRANDE!

    ResponderEliminar
  8. Felicidades! Seréis una familia felina feliz! La gente a no tiene gatos tiene una idea muy distorsionada .saludos!

    ResponderEliminar
  9. Me parto con lo de "quitar a los gatos", hay que ser ignorantes.
    Duro con esa gente, que se merece gran vejación!!!

    ResponderEliminar
  10. Me gusta este post, me ha encantado lo de las bragas, qué gran respuesta a los idiotas que hay por el mundo.

    Yo pongo muchas veces cara de Ikatz.


    Blnaki.

    ResponderEliminar
  11. Me ha hecho mucha gracia la ignorancia de algunos y también su atrevimiento. En fin, que ellos se lo pierden: amar a tus gatos/compañeros y dejarles que amen a tu futuro bebé. Eso es algo tan maravillo que sólo vosotros los viviréis y ellos nunca sabrán lo que se siente. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  12. Comparto con ustedes la última entrada de mi blog acerca de gatos, estoy seguro que les interesará.

    Muchos saludos desde Bolivia.

    http://daltrygarate.blogspot.com/2013/04/gatos-el-fiel-gato-que-visita-la-tumba.html

    ResponderEliminar
  13. Puf mami también se tuvo que escuchar alguna lindeza así, pero ella no se calló. La primera fue la comadrona a lo que mami sin darle tiempo le soltó "del gato no me pienso deshacer,porque los médicos es lo primero que decís a una mujer embarazada con gato..." pero tuvo la suerte que la chica ni se le ocurrió sugerirlo, solo le dijo a papi que a partir de entonces,él se ocupase de la bandeja del tete ;).Mami dio negativo con la toxoplasmosis,pero no por ello el tete se marchó de casa,faltaría más!. Había quien como a ti le contaba historias de familias con gato que se volvió celoso y demás...

    Gugú engrosó nuestra familia y a pesar de que nos ha costado un poco asumirlo, el tete le da mimitos de vez en cuando y yo, me dejo hacer perrerías por él (mami siempre esta al loro de que no nos haga ninguna diablura,pues un niño de casi 2 años y medio,es una bomba jiji).

    Os mandamos muuuuuuuuchas felicitaciones por engrosar la familia con un humanito que seguro,va a querer mucho a los animales,como hacen sus papás. Gugú es un enamorado nuestro jeje ;). Lametones y muchos besos!

    ResponderEliminar