jueves, 20 de junio de 2013

Un amigo mío necesita ayuda (parte II)

¿Os acordáis?

http://kalekatuak.blogspot.com.es/2013/04/un-amigo-mio-necesita-ayuda.html

Os lo conté en Abril, cuando una de mis compañeras de trabajo, Mertxe, me escribió lanzando un S.O.S para sacar a este grandullón de la colonia de gatos salvajes en la que estaba viviendo. Al pobre le estaban zurrando todos los gatos y para acabar de complicarlo, la temporada de verano se acerca y este cariñosón y confiado gato se acercaba a cualquiera pidiendo mimos sin distinguir entre amigos y enemigos (imaginaos el peligro con todos los domingueros que van con sus coches a merendar al monte y no respetan nada ni a nadie...).

El caso es que algunos me habéis preguntado cómo terminó el asunto y tenía pendiente un post para contároslo. Un final feliz. 

Cuando Musu conoció a Eguskiñe 

Nada más recibir la petición de Mertxe, empezamos a movernos para conseguir sacar a mi amigo de la colonia de gatos aunque fuera de forma provisional. Y como pasa muchas veces, la solución estaba ahí al lado, apenas a unos pasos de mi mesa de trabajo. El Hada de los Gatos, aunque yo la llamo Eguski :-)

Eguski trabaja conmigo y es la orgullosa mami de Harek, Bran y Arya. Si eres un gato, Eguski es lo mejor que te puede pasar en la vida. Y ahora que lo pienso, si eres una persona, seguramente también. Eguski vió mi mail, "mi amigo" pasó a llamarse Musu y como dicen en los libros, lo demás es historia.

Musu se ha ido a vivir con Eguski, Harek, Bran y Arya en regimen de acogida. Durante estas semanas se han ido acostumbrando unos a otros y Eguski se ha pateado varios veterinarios hasta que Roberto (el vete de Ikatz y Casper) nos ha dado un diagnóstico definitivo: Musu está un poco estresado y tiene un balín alojado cerca de los riñones (algún hijo de puta hizo tiro al blanco con él) pero a día de hoy es un gato perfectamente sano y feliz.




Os dejo una foto suya para que lo veáis vosotros mismos. A su lado, Ikatz y Casper parecen dos ratones pequeñajos pero todo lo que tiene de grande lo tiene de buenazo. Para que luego digan que los finales felices no existen...

5 comentarios:

  1. Qué cosa más bonita por favor... Cuanto más grande es un gato más me gusta... jaja :p

    ResponderEliminar
  2. Me alegra saber que está bien :)

    ResponderEliminar
  3. Un grandullón con estrella a pesar de todo...

    ¡Saludetes, Musu!

    ResponderEliminar
  4. Qué bien!!!

    Gracias Eva y gracias a Eguskiñe por acogerlo.

    Blanki.

    ResponderEliminar
  5. Que bueno leer un final feliz, pero lo del balín me ha dado una mala hostia...

    ResponderEliminar