lunes, 28 de enero de 2013

De por qué Casper ha estado unas semanas sin escribir


Como ya sabéis todos a estas alturas Casper es el verdadero dueño de este blog. Aunque me tiene a mí para teclear, la verdad es que él es quien que decide cuándo publico un post, sobre qué tengo que escribir y qué cosas puedo contar y qué cosas no.  Lo repasa todo y no me pasa ni una. Casper se toma estas cosas muy en serio :-)

El caso es que el blog ha estado algo inactivo estas semanas y algunos de vosotros ya me estáis preguntando por qué: ahí va la explicación.

Desde hace unas semanas Casper anda liadísimo, un poco nervioso, cambiando las cosas de sitio, tomando medidas de los muebles, seleccionando de entre sus peluches cuáles son más bonitos, tapando los enchufes, leyendo muchos libros y buscando mucha información en internet…desde hace unas semanas Casper no tiene tiempo para nada.

¿Qué le pasa a Casper?        
                                       
Os voy a desvelar el misterio: Casper está preparando la casa para cuando llegue nuestro próximo cachorrito. Desde luego no es la primera vez que en esta casa entra un cachorro, así que esto no debería ser una gran noticia, pero esta vez está siendo un poco diferente. Esta vez no lo hemos adoptado ni nos lo hemos encontrado en la calle, probablemente no sea tan peludo como los anteriores (o eso esperamos) y seguramente tardará bastante más en hacer las cosas que los cachorritos anteriores han aprendido tan rápidamente, como comer, dormir, andar y comunicarse con nosotros. También se va a hacer esperar un poco más y seguramente no llegará a casa hasta principios de julio.

Digamos que va a ser un cachorrito un poco especial. Por eso Casper está tan ocupado y no tiene mucho tiempo para escribir. De hecho, cuando termina sus tareas y tiene un ratito libre, a Casper le gusta tumbarse sobre la cueva del nuevo cachorrito, poner su orejita sobre ella y cerrar los ojos.

Casper se queda en esa postura muy quieto durante horas. A lo mejor para escuchar los latido del nuevo cachorrito. O para contarse secretos el uno al otro sin que yo me entere. Quién sabe :-)