miércoles, 26 de junio de 2013

Esperando

Nos queda una semana para salir de cuentas y por fin hemos cogido la baja del trabajo.

En realidad yo no quería.  Para ser sincera, no me apetecía en absoluto. Me encanta mi trabajo. Pero después de una contractura en el cuello y de medio millón de miradas reprobadoras de amigos, familia, novio, compañeros de trabajo y desconocidas en el super (hay que ver lo concienciada que está la gente con lo que TÚ deberías hacer cuando estás embarazada) me dejé y terminé por claudicar.

Ya estoy de baja. Me pasé las dos primeras horas después de soltarme la contractura del cuello enviando SMSs, whatsapps, MSMs y palomas mensajeras a todo el mundo para informarles. Ya estoy de baja. ¿Contentos? Ahora por fin ya soy una buena madre.
Así que me senté en el sofá y me puse a esperar. Tic.Tac.Tic.Tac.Tic.Tac.Tic.Tac…

Pero el caso es que al bebé todavía le queda una semana para llegar y sentarme en el sofá no acelera el proceso. ¿Qué haces cuando tienes todo el día por delante sin nada que hacer?, ¿Qué haces cuando toda la gente que conoces está trabajando y no tiene tiempo para nada?, ¿Qué haces cuando estás acostumbrada a vivir como si fueras el Correcaminos y de repente te ves convertida en el gato Gardfield?

Pues empecé limpiando el polvo del salón y luego me di cuenta de que detrás de los muebles había pelusas y los saqué todos. Y limpié los cristales. Y el horno. Y dentro del frigorífico. Y las juntas de las baldosas de la ducha. Y he vaciado los armarios. Y he hecho más lavadoras estos dos últimos días que durante los dos últimos años enteros. Y hasta he desmontado un armario. Con un destornillador eléctrico. Como los machos.

He pensado en escribir un libro y en plantar un árbol y en hacer un puzle de diez mil piezas antes de acabar la semana. Incluso he pensado en montar reuniones diarias de trabajo con los gatos para planificar proyectos y repartir tareas comerciales.  Ya no sé qué hacer para entretenerme. Estoy frita. Estoy que me subo por las paredes…

Ikatz me mira desde su cestita con cara de profunda indiferencia. Si por él fuera, podía ponerme a limpiar los adoquines de la calle.  Casper está encantado de su vida. Me sigue por todos los sitios maullando y no para de pisarme la tripa siempre que me pilla sentada en el sofá. Le encanta tenerme solo para él.

Y mientras tanto, aquí estamos. Esperando…





jueves, 20 de junio de 2013

Un amigo mío necesita ayuda (parte II)

¿Os acordáis?

http://kalekatuak.blogspot.com.es/2013/04/un-amigo-mio-necesita-ayuda.html

Os lo conté en Abril, cuando una de mis compañeras de trabajo, Mertxe, me escribió lanzando un S.O.S para sacar a este grandullón de la colonia de gatos salvajes en la que estaba viviendo. Al pobre le estaban zurrando todos los gatos y para acabar de complicarlo, la temporada de verano se acerca y este cariñosón y confiado gato se acercaba a cualquiera pidiendo mimos sin distinguir entre amigos y enemigos (imaginaos el peligro con todos los domingueros que van con sus coches a merendar al monte y no respetan nada ni a nadie...).

El caso es que algunos me habéis preguntado cómo terminó el asunto y tenía pendiente un post para contároslo. Un final feliz. 

Cuando Musu conoció a Eguskiñe 

Nada más recibir la petición de Mertxe, empezamos a movernos para conseguir sacar a mi amigo de la colonia de gatos aunque fuera de forma provisional. Y como pasa muchas veces, la solución estaba ahí al lado, apenas a unos pasos de mi mesa de trabajo. El Hada de los Gatos, aunque yo la llamo Eguski :-)

Eguski trabaja conmigo y es la orgullosa mami de Harek, Bran y Arya. Si eres un gato, Eguski es lo mejor que te puede pasar en la vida. Y ahora que lo pienso, si eres una persona, seguramente también. Eguski vió mi mail, "mi amigo" pasó a llamarse Musu y como dicen en los libros, lo demás es historia.

Musu se ha ido a vivir con Eguski, Harek, Bran y Arya en regimen de acogida. Durante estas semanas se han ido acostumbrando unos a otros y Eguski se ha pateado varios veterinarios hasta que Roberto (el vete de Ikatz y Casper) nos ha dado un diagnóstico definitivo: Musu está un poco estresado y tiene un balín alojado cerca de los riñones (algún hijo de puta hizo tiro al blanco con él) pero a día de hoy es un gato perfectamente sano y feliz.




Os dejo una foto suya para que lo veáis vosotros mismos. A su lado, Ikatz y Casper parecen dos ratones pequeñajos pero todo lo que tiene de grande lo tiene de buenazo. Para que luego digan que los finales felices no existen...

viernes, 7 de junio de 2013

¿Planean tus gatos matarte?

Me he reído mucho con esta página:

http://www.catswhothrowupgrass.com/kill.php

"Cómo saber si tu gato planea matarte"

Pero así, a lo tonto a lo tonto, he hecho la encuesta y se me ha congelado la risa...tengo un 91% de posibilidades de que Ikatz y Casper estén planeando asesinarme!!!!!



1. Me masajean con las patitas. Y a mí me encanta. Todas las noches cuando nos vamos al sofá, Casper se sube encima y se pone a masajearnos la barriga con las patitas, como si estuviera pisando uvas. Más majo. Y además acompaña el baile con unos maullidos encantadores, así como si estuviera canturreando por lo bajito. ¿Encantador? En realidad no. En realidad Casper está comprobando si tenemos alguna tara en alguno de nuestros órganos internos para liquidarnos con mayor facilidad!

2. Saca la tierra del arenero. Este es Ikatz. Y no sólo saca la tierra, sino que la mueve, la remueve, la reboza, la...y además le encanta hacerlo entre las 6:30 y las 7 de la mañana. Es su pasión, y monta una escandalera que se oye por toda la casa. Nosotros solemos aguantarnos las ganas de asesinarlo haciendo bromas sobre que un día encontrará el puñetero tesoro y nos haremos todos ricos. ¿Encantador? Pues según esta web, no mucho. Dicen que Ikatz está entrenando para enterrarnos de forma más eficiente!

3. Me mira fijamente. Casper suele hacer eso. Me mira fijamente con esos ojazos enormes cada vez que quiere latita, o que le abra una puerta o que le haga mimitos. Más rico. ¿Rico? Dice la web que si te mira fijamente, mejor no retires la mirada, porque pensará que es debilidad y se lanzará a por ti!

4. Me trae animales muertos. Bueno, Ikatz y Casper son gatos indoor, así que el único animal muerto que me traen suele ser la ratita de peluche de Casper que me pone encima cada vez que quiere jugar con ella. ¿Jugar? Hmmm....a lo mejor no. Esta web dice que no es un regalo...es una advertencia!

5. Vomita las hojas de las plantas que se come. Este es Ikatz. Se planta en medio del pasillo y se pone a hacer unos ruidos terribles mientras recula hacia atrás. Y cuando te quedas ahí, flipando, esperando que vomite un ternero de 200 kilos, suelta dos gotitas verdes con media hoja de ficus y se va tan pancho a su rascados como si no hubiera pasado nada. ¿Pobrecito gatito? Error. En realidad está purgándose para preparar su cuerpo para el combate final!

6. Se esconde en sitios oscuros y me mira. A Ikatz le encanta meterse debajo del montón de ropa que voy a planchar y sacar el morrito. A Casper le gusta hacer lo mismo cuando todavía tenemos la cama sin hacer y se puede meter debajo del nórdico sacando solo el morrete y los bigotes. Dan ganas de comérselos...hasta que averiguas que en realidad los dos están estudiando mi comportamiento en mi hábitat para cazarme mejor...

7. Duerme sobre los aparatos electrónicos. Siiiii. Ikatz se pega unas siestas de escándalo encima de la cadena musical y Casper teclea sobre mi portatil cada vez que lo saco. Es por el calorcito que despiden esos bichos, verdad?...o no? Esta web dice que en realidad los dos intentan interrumpir mis comunicaciones con el mundo exterior y dejarme aislada!

8. Me toca con la pata mientras duermo. Y  me pisa el pelo y se mete entre nosotros dos y se pega unas siestas de escándalo. Y yo pensaba "es porque nos echa de menos" pero no...es porque intenta liquidarnos (aunque ya dice la página que con esta técnica no son muy efectivos). Que matar, no matará, pero hay que ver lo que fastidia que te tiren de los pelos a las 3 de la mañana....

9. Sale disparado de la habitación en la que yo entro. Y siempre pienso lo mismo "¿Qué habrá hecho este para que tenga tanto miedo de que le pille?" Pues en realidad estaba preparando una emboscada y le ha fallado...esta vez.

Reiros, reiros, pero ahora vuelvo la cabeza para vigilar mi espalda cuando voy por el pasillo a oscuras y empiezo a pensar si no habrá sido un error abrir un seguro de vida a mi nombre y ponerles a ellos de beneficiarios...me siento observada....





martes, 4 de junio de 2013

Ya tenemos ganador!!!!

Pues sí!! He dejado un poquito más de tiempo para que tengáis tiempo de entrar a leer los estupendos cuentos de este año y para que podáis enviarme vuestros votos y por fin tenemos una ganadora del concurso de cuentos de este año....


Y el ganador es....


Alma de Misimba

que se ha llevado 6 votos como 6 soles (1 en la web y 5 por correo) y que se va a llevar la fantástica colección de Sarah Lark: "En el país de la nube blanca", "La canción de los maoríes" y "El grito de la tierra" (todos de segunda mano y en estupendo estado, que sólo los hemos leído Ikatz, Casper y yo :-) )



Enhorabuena Misi y muchísimas gracias a todos y a todas por participar en el concurso y ayudar a Esperanza Felina.