lunes, 20 de julio de 2015

Cacher está harto

No. No tenemos un gato nuevo que se llama Cacher. En casa seguimos siendo los mismos de siempre, solo que ahora el Gato Sin Pelos ha empezado a hablar. Más o menos. A pesar de que le hemos enchufado tres idiomas desde que nació (castellano, inglés y euskera) ,él ha decidido que prefiere su propio idioma y está desarrollando un sistema de comunicación aparte que ninguno de los de casa somos capaces de entender.

- Ea apatúa oé

- Claro, cariño

- Oito guauguau

- Vale, cariño

Le seguimos la corriente y confiamos en que en algún momento acabe decantando al menos por uno de los tres idiomas conocidos y podamos comunicarnos con él como es debido. Pero mientras tanto nos vamos adaptando. 

Por ejemplo, hemos descubierto que Ikatz y Casper ya no son Ikatz y Casper. Que va. Ahora son Cach y Cach-er. Así como suena. De repente estamos todos por casa y se oye una voz aflautada:

- Hola Cacher (hola es una de las pocas palabras que podemos identificar como castellano)

Lo dice mirando al gato con una sonrisa y una dulzura, que si yo fuera gato y alguien me hablara así, me pondría de punta hasta los pelos del bigote. Lo dice alargando mucho la "o" de "hola" y la "a" de "cacher". Es escalofriante.

Ikatz y Casper lo miran desde su posición con suspicacia. No arañan. No bufan. No se mueven. No sé si es por precaución o por el puro pánico que les atenaza y no les deja reaccionar. Cuando estoy cerca, dejan que el Gato sin Pelos les acaricie con sus manitas pegajosas, que ponga su cara a medio palmo de su hocicos y repita la frase maldita con una sonrisa de oreja a oreja y voz melosa:

-Hooola Caaacher...

Me miran con cara de resignación, y en sus miradas de gato noto un reproche:

- Quién demonios te mandaría traer a casa a este cachorro...

Pero yo sé que le quieren. Le huyen. Le temen. Pero en el fondo, le quieren. Cuando está dormido y creen que no les veo, se meten en su cuna con él, se hacen una bola a sus pies y ronronean a su lado. Ellos sí que le entienden: el Gato Sin Pelos y ellos dos hablan, en el fondo, el mismo idioma.





7 comentarios:

  1. Aysssss qué cosita más bonita de ver tiene que ser.... Cómo me gustaría escuchar ese Hoooola Caaaacher... jajaja qué ricos. Me imagino lo que pensarán cuando vean que se acerca a ellos...
    Qué gatos más bonicos que tienes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intentaré grabarlo para que te rías un rato :-)

      Eliminar
  2. Dominio total de gato sin pelos al hacer uso de el idioma preciso para sugestionar a gatos peludos .Claro que quedan impresionados al no saber de que esta hablando el colega lampiño .Buen comienzo Cariños gatunos para gato sin pelos y amapuches a los peludos .Merlina

    ResponderEliminar
  3. Ñiaaa, en mi casa hablamos perros, gatos y yo, que soy un suricato y el resultado es que esto parece un manicomio.

    ResponderEliminar
  4. Hermosa manera de expresarse el amor entre tus peludos y el "gato sin pelos"
    Enhorabuena por la manera en que permites la convivencia de tu hijito con tus gatos. Sirva de ejemplo para tant gente ignorante que anda por ahí.
    Muchos saludos.

    ResponderEliminar